Skip to main content
Sonido

La percepción del sonido y la imagen en el cine

By 9 mayo, 2024No Comments

 

 

La percepción del sonido y la imagen en el cine es un tema fascinante que nos permite explorar cómo nuestro cerebro procesa e interpreta estas dos modalidades sensoriales. El cerebro humano procesa el sonido y la imagen de manera diferente y esto puede afectar a nuestra percepción en un contexto cinematográfico.

En primer lugar, es interesante destacar que el procesamiento del sonido por parte del cerebro humano es más rápido que el procesamiento de la imagen. Los estudios han revelado que el cerebro tarda aproximadamente 13 milisegundos en procesar el sonido, mientras que necesita alrededor de 80 milisegundos para procesar la información visual. Esto implica que el sonido puede influir en nuestras emociones de manera más inmediata, generando una respuesta emocional antes incluso de que la imagen se despliegue completamente en la pantalla.

 

 

Además, nuestra percepción del sonido también puede verse afectada por nuestro estado emocional. Por ejemplo, cuando estamos en un estado de ansiedad o miedo, nuestra percepción del sonido se agudiza. Esto significa que un sonido que normalmente no notaríamos en una situación de calma, como un ruido de fondo, puede sonar más fuerte o más amenazante en una película de terror. Los diseñadores de sonido se valen de este conocimiento para crear una experiencia sonora más impactante.

Un estudio realizado por la Universidad de California encontró que cuando los participantes vieron imágenes emocionales, como una cara feliz o triste, su percepción del tiempo cambió. En otras palabras, cuando vieron la imagen feliz, pensaron que el tiempo pasó más rápido de lo que realmente lo hizo, mientras que cuando vieron la imagen triste, pensaron que el tiempo pasó más lentamente. Esto implica que una escena emocionalmente intensa puede modificar nuestra percepción del tiempo.

 

 

Generalmente se considera que el sonido tiene una importancia igual o incluso mayor que la imagen en la narrativa cinematográfica. Otro estudio de la misma universidad reveló que los espectadores son más tolerantes con una imagen de baja calidad que con un sonido deficiente. Esto se debe a que el sonido tiene la capacidad de crear una sensación de presencia y de inmersión que puede superar las limitaciones visuales.

Los diseñadores de sonido son expertos en utilizar diversas técnicas para manipular la percepción del sonido. Por ejemplo, aplican principios de psicoacústica para hacer que los sonidos parezcan más grandes o pequeños de lo que realmente son, utilizando diferentes capas de sonido o ecualización. También emplean técnicas de reverberación para recrear la sensación de estar en espacios cerrados o abiertos, aportando una dimensión adicional a toda la experiencia.

También existe un fenómeno conocido como el efecto McGurk. Que se produce cuando la información visual y auditiva se contradicen entre sí, lo que lleva a una percepción fusionada y distorsionada. Por ejemplo, si escuchamos el sonido «ba» mientras vemos el movimiento de los labios pronunciando «ga», nuestro cerebro puede percibir erróneamente el sonido como «da».

Esto indica que nuestros sentidos no están aislados unos de otros, sino que están relacionados e interactúan entre sí.

En resumen, la percepción del sonido y la imagen en el cine es un fascinante campo de estudio. Interactúan de manera compleja para generar una experiencia cinematográfica inmersiva y emocionalmente resonante.

Leave a Reply

Close Menu

Daniel Álvarez

Avenida
Monasterio de Silos
Nº 26 Portal 7 2ºD
Madrid – Spain

Ir a Google Maps

T: +34 609 83 58 35
E: hola@silentestudio.com